Radiografía frontal dental

Inicio > Salud dental

Salud Dental


Recomendaciones

En la Clínica Odontológica Ziortza Ugarte queremos ayudar a nuestros pacientes a mantener una buena salud bucodental que evite posibles problemas dentales mayores.
Para nuestro equipo de dentistas y resto de profesionales, la odontología preventiva es fundamental en la prevención de problemas bucodentales graves y nos ayuda a mantener una buena salud dental.
La educación dental, junto con la prevención y un diagnóstico precoz son esenciales para evitar futuros problemas bucodentales graves.
Asesoramos a nuestros pacientes resolviendo dudas, transmitiéndoles consejos, valores y unos buenos hábitos.

¿Puedo tener una caries y que no me produzca dolor?


La mayoría de las caries dentales que aparecen en los dientes son indoloras.

Una caries de tamaño pequeño o moderado es muy probable que no duela. Es muy importante tratarlas a tiempo y antes de que ocasionen molestias, ya que si no hay dolor significa que el nervio del diente no ha sufrido lesión y su restauración es menos invasiva y destructiva.
En ocasiones puede ocurrir que una caries de gran tamaño no genere dolor. Esto ocurre cuando son de crecimiento lento y a la pulpa dental o nervio le ha dado tiempo a formar capas de dentina secundaria que lo protegen y no dan sintomatología, hasta que se convierten en graves, provocando en ocasiones la imposibilidad de llevar a cabo la restauración del diente, lo que no dejaría más remedio que exodonciar la pieza o extraerla.

¿Las enfermedades dentales son siempre dolorosas?


Muchas enfermedades dentales no provocan síntomas hasta que se convierten en graves.

Pueden ser desde lesiones cancerosas, precancerosas, quísticas (quistes), caries, periodontitis... Pueden ir ocurriendo de forma silente y es importante detectarlas a tiempo.
Cuando se actúa rápidamente en ellas, muchas pueden tener un tratamiento satisfactorio permitiendo conservar las piezas dentales.

¿Por qué debo acudir a revisiones anuales?


En la mayoría de los casos recomendamos a nuestros pacientes una visita anual mínimo. Con ello nos es posible detectar los problemas a tiempo y resolverlos.

Sin embargo hay pacientes con problemas más delicados a quienes recomendamos una visita cada 6 meses, o incluso cada 3-4 meses, como pueden ser aquellos que presentan periodontitis o piorrea (enfermedad de las encías y el hueso de soporte de los dientes).
Además de evitar enfermedades, con citas bien planificadas, podemos hacer un buen seguimiento a todos los tratamientos ya iniciados.
Las piezas dentales restauradas mediante empastes, endodoncias, coronas... no son inmunes a sufrir otras patologías, por ello debemos revisarlas regularmente.

¿Todos los implantes dentales son iguales?


No, en absoluto. No todos los implantes dentales son iguales, ni tienen las mismas garantías de éxito.

Existen multitud de estudios científicos sobre las distintas marcas de implantes y no todos responden de la misma manera. Resulta complicado para el paciente saber si el implante que se le va a colocar es realmente bueno.
En la clínica odontológica Ziortza Ugarte apostamos por el uso de marcas de implantes de gran prestigio mundial, con multitud de estudios científicos que los avalan. No confiamos en aquellas marcas blancas o réplicas de otros implantes conocidos, por mucho que éstos sean más baratos.
Cualquier implante dental es susceptible de acarrear en su colocación alguna complicación, como infecciones, no oseintegración (lo que se conoce comúnmente como rechazo). Sin embargo, al utilizar buenas marcas de implantes se minimizan las posibilidades de sufrir cualquier problema, permitiéndonos darles a nuestros pacientes mayores garantías de éxito.

Las buenas marcas de implantes dentales de reconocido prestigio, invierten en investigación, y con ello se van modernizando, tanto en la forma del propio implante, como en su tratamiento de superficie.
Existen implantes que ayudan a conservar el hueso alrededor del mismo y otros que por su morfología impiden que esto suceda.
Aunque la diferencia de precio sea elevada en algunos casos, nosotros creemos que es esencial utilizar en nuestros pacientes los materiales con los que conseguimos mejores resultados: DENTSPLY IMPLANTS®, ASTRA TECH®, ZIMMER BIOMET®.

¿Es importante invertir en mi salud dental?


Si lo es. Hoy en día tener una buena salud dental, no resulta tan costoso económicamente como hace años.

La gran cantidad de profesionales y el elevado número de clínicas existentes han provocado la aparición de precios bastante competitivos.
Si a pesar de todo decidimos apostar por la salud dental más barata, entonces probablemente, y con el tiempo, acabaremos gastando mucho más dinero. Solucionar problemas odontológicos causados por tratamientos dentales mal realizados, resulta mucho más costoso que resolver el problema desde un inicio con la mejor calidad posible y con profesionales cualificados.

La calidad de los tratamientos va a depender de 4 factores fundamentales: El tipo de profesional que le atienda y su formación, el equipo auxiliar del que disponga, la calidad de las instalaciones y equipamiento técnico y el tipo de materiales que utilice.
En la Clínica Odontológica Ziortza Ugarte apostamos por cuidar a nuestros pacientes e intentamos resolver sus problemas de la mejor manera posible.

¿Puedo tener una caries en una pieza que ya ha sido tratada?


Si, las bacterias que ocasionan la caries están presentes en toda la boca, son microscópicas, capaces de introducirse en los espacios más pequeños.

Si no se eliminan algunos factores externos como la ingesta excesiva de azúcares, una mala higiene bucal o se corrige un empaste realizado de mala calidad, es muy probable que una pieza ya restaurada, albergue una nueva caries, incluso por debajo de una restauración previa.
Cualquier tratamiento en una pieza dental debe tener un buen ajuste. Si el empaste, en este caso, no queda bien ajustado en la cavidad del diente, es muy probable que aparezcan brechas o grietas, convirtiéndose éstas en nichos perfectos para las bacterias que podrían volver a causar lesiones en el diente

¿Puedo tener dolor o infección en una pieza endodonciada (desvitalizada)?


Sí. No son inmunes a la aparición de otros problemas. Una pieza endodonciada o desvitalizada es una pieza a la que se le ha aplicado el último tratamiento posible, para poder conservarla y evitar su pérdida en boca.

En una pieza endodonciada puede aparecer una infección secundaria a la endodoncia, debido a una mala restauración. Hay casos sin embargo, en los que la restauración se ha llevado a cabo correctamente y se genera infección igualmente en la raíz del diente, por una recolonización de bacterias que han resistido al tratamiento.
En estos casos, podrían llegar a romperse o fracturarse, pues son piezas más frágiles. Por ello es importante reforzarlas con coronas en la mayoría de los casos y cumplir con las visitas rutinarias de seguimiento al dentista.

¿Por qué me sangran las encías?


Las encías pueden sangrar por problemas de tipo bacteriano, vírico, fúngico o por cambios hormonales y ser un signo de Gingivitis o de Periodontitis.

La Gingivitis es la inflamación de las encías. Se trata fácilmente y en la mayoría de los casos su cura es total. No comporta mayor riesgo. Sin embargo, si no se elimina, puede deribar en una Periodontitis.
La Periodontitis es una enfermedad grave de la boca. Afecta a la encía superficial y provoca además inflamación en todos los tejidos alrededor del diente, ocasionando pérdida ósea, irrecuperable en muchos casos. Su no tratamiento puede provocar la pérdida de todos los dientes.
Con un buen seguimiento, control y cumplimiento por parte del paciente con las indicaciones especificadas, la enfermedad puede controlarse, evitando la pérdida de piezas dentales.

¿La enfermedad periodontal o periodontitis puede ser causa de halitosis o mal aliento?


La inflamación de encías desde una gingivitis hasta una periodontitis son una causa muy habitual de halitosis o mal aliento.

No todas las halitosis son causadas por este tipo de enfermedades pero sí un porcentaje muy alto. Con el tratamiento de encías adecuado se corrige completamente.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar mi cepillo dental?


La mayoría de estudios científicos aseguran que a los dos meses de uso, las cerdas de los cepillos de dientes sufren cambios importantes en su morfología que les hacen mucho menos eficientes en el control de placa adecuado.

Desde luego también influye la técnica adecuada de uso y conservación.
En la Clínica Odontológica Ziortza Ugarte te ayudaremos a utilizar la técnica más adecuada para el cepillado dental,en función de las necesidades y problemas de cada paciente.

¿Son mejores los cepillos eléctricos que los manuales?


La doctora Ziortza Ugarte confía plenamente en que los cepillos eléctricos son mucho más eficaces en el control de la placa dental.

Para que estos cepillos sean eficaces, considera que deben utilizarse cabezales pequeños, capaces de acceder a cualquier rincón de nuestra boca.
Sin embargo si un paciente tiene una buena técnica de cepillado, con un buen cepillo manual puede tener un control de placa perfecto sin necesidad de invertir en un cepillo eléctrico.
En cuanto a los cepillos manuales recomendamos aquellos con cabezales pequeños que nos permitan tener acceso a todos los rincones de nuestra boca y con cerdas de dureza media.

¿Es recomendable el uso de colutorios o enjuagues bucales?


El uso de colutorios se debe entender como un coadyuvante en la higiene bucal. No sustituyen en absoluto el uso del cepillo dental.

Sin embargo, los colutorios o enjuagues nos pueden aportar otras sustancias químicas que ayudan a controlar la formación de sarro, a mejorar el control de las bacterias de la boca o ayudar a disminuir la sensibilidad dental. También aumentan la sensación de frescor bucal y mejoran el aliento.
Existen colutorios de distintos tipos. Dependiendo de su composición van a ayudar más al control de la formación de sarro, al control de las bacterias, a mejorar la sensibilidad dental..., así que elegiremos uno u otro según nuestras necesidades.
Lo que sí recomendamos es utilizar marcas de reconocido prestigio y nuevamente que inviertan en estudios científicos al respecto. Confiamos mucho en las marcas de farmacia.

El mejor producto para el tratamiento de la periodontitis y la gingivitis es la clorhexidina presente en gran cantidad de colutorios de venta en farmacia. Su uso debe estar supervisado por el odontólogo, pues un uso excesivo podría causar tinciones en los dientes, que a pesar de que son eliminables mediante una correcta higiene en clínica, son muy antiestéticas.

¿Es recomendable el uso de la seda dental?


Es muy recomendable su uso diario, al menos una vez al día. Sin embargo hace falta una correcta técnica para hacerlo bien y para que realmente sea efectiva.

Si los espacios entre los dientes están libres de restos de comida que puedan putrefactarse y ser colonizados por bacterias, vamos a evitar tanto la aparición de enfermedades periodontales como caries interproximales (aquellas que crecen silentes entre los dientes).
Nosotros solemos recomendar aquellas que lleven cera ya que van a deslizarse con más facilidad entre los dientes y tienen menos probabilidades de romperse o deshilacharse.
Lo ideal es introducirla en cada uno de los espacios entre los dientes deslizándola y con cuidado, una vez entre éstos, apoyarla en la pared de uno de los dientes adyacentes haciendo una forma en "C", deslizándola hasta pasar ligeramente por debajo de la encía y lo mismo con el diente al otro lado de la unión.
Sacarla por el propio espacio interproximal por debajo es más efectivo para arrastrar aquellos restos de alimento que han podido quedar entre los dientes y no volver a extraerla por el punto de contacto, es decir, por el mismo sitio por donde la hayamos introducido.

También son muy eficaces aquellas sedas dentales que ya vienen cortadas y montadas en algún dispositivo que las mantiene tensadas y que nos ayudan a pasarlo entre los dientes sin tener que utilizar ambas manos para ello. También requieren de una buena técnica y acostumbrarse a su uso para poder moverlos adecuadamente entre los dientes.

¿Qué son los cepillos interproximales o interdentales? ¿Cuándo debo usarlos?


En la Clínica Odontológica Ziortza Ugarte recomendamos la seda dental cuando los espacios entre los dientes son mínimos o inapreciables. Sin embargo, cuando los espacios entre los mismos por la posición de los dientes, o por pérdida de tejido (encía y hueso) son mayores, recomendamos el uso de los cepillos interproximales.

Los cepillos interproximales son pequeños cepillitos que pueden ser montados rectos o en forma de "T". Se introducen entre los dientes a nivel de la encía para eliminar los restos de alimento que hayan podido quedarse impactados. Se debe usar el tamaño adecuado para cada espacio y ese es aquel que sin tener que forzar, entre bien, no dejando demasiado espacio sin recorrer.
Existen códigos de colores dependiendo de las marcas y de su tamaño. Tienen un número limitado de usos y deben mantenerse bien higienizados.

¿Los dentífricos o pastas de dientes son todos iguales?


Definitivamente no. Si bien, lo más importante es el uso adecuado del cepillo dental, la pasta de dientes o dentífrico aporta una serie de productos que van a ayudar al mantenimiento de una correcta salud dental.

Las pastas de dientes más eficaces en contra de la caries son aquellas que presentan un porcentaje más alto de flúor en su composición y éstas no están disponibles en los supermercados, únicamente en farmacias.
Podemos elegir según nuestras necesidades, si la queremos para evitar la sensibilidad dental, para evitar problemas gingivales o de encías o si nuestro mayor problema es la caries.
En numerosas ocasiones, las pastas dentífricas más conocidas publicitariamente no son las mejores, debemos preguntar a los profesionales especialistas en ello. Pregúntele a su farmacéutico o a su dentista cuál es la pasta de dientes más adecuada para su caso y no confíe en un producto únicamente porque prometa milagrosos efectos blanqueantes inexistentes.

¿Qué es el bruxismo?


El bruxismo es el hábito, generalmente inconsciente, de apretar los dientes o rechinarlos (deslizamiento con presión) que ocasiona desgaste de las cúspides o bordes de los mismos.

Suele producirse más habitualmente durante las horas de sueño aunque algunas personas lo hacen también durante el día.
Multitud de estudios científicos aseguran que se trata de un hábito que está muy relacionado con el nivel de estrés del individuo que lo presenta. Cuánto más estrés mayor bruxismo y con ello mayor desgaste dental. También está muy relacionado con el consumo de sustancias excitantes o estimulantes como drogas, cafeína etc.
Existen además estudios que indican que el bruxismo está también muy relacionado con restauraciones dentales que no están bien ajustadas desde el punto de vista oclusal o de la mordida. Lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta cuál es la causa. Sin embargo, sus consecuencias están bien documentadas.
El desgaste excesivo produce gran cantidad de pérdida de tejido dental que puede llevar a los dientes a la pérdida de más de la mitad de su tamaño o a dientes que quedan a nivel de la encía. En los casos más extremos, tienen mayor tendencia a la fractura no tratable y a la pérdida de tejido dental a nivel de la encía o cuello del diente. Está relacionado con problemas en la articulación de la mandíbula y a dolores musculares de cara, cuello y espalda y dolores de cabeza.

Es importante tratarlo si lo detectamos, bien con un buen ajuste de la mordida u oclusal, con el cambio de las reconstrucciones mal ajustadas o a través de movimientos de ortodoncia para alinear y situar en buena posición todos los dientes.
También pueden ser necesarios tratamientos mediante el uso de una férula de descarga que impida desgastar los dientes y mejorar la posición mandibular, permitiendo la relajación muscular.
Una férula de descarga es un aparato realizado a medida de cada boca, generalmente de resina transparente, similares a aquellos protectores usados en deportistas pero más rígidos. Deben utilizarse para dormir o en aquellos momentos de vigilia (despiertos) en los que se produzca el hábito de apretar los dientes.
En la Clínica Odontológica Ziortza Ugarte revisamos cada boca en conjunto y recomendamos tratamientos para el bruxismo si encontramos signos de que se esté produciendo.

¿Cuántas veces debo cepillarme los dientes al día? ¿Durante cuánto tiempo? y ¿Cuál es la mejor técnica de cepillado?


Se recomienda generalmente cepillarse los dientes tres veces al día, después de cada comida. Se deberá realizar al menos dos veces al día (mañana y noche) todos los días. Sin embargo nos parece mucho más importante la calidad real con la que se realiza este cepillado. Debemos invertir en ello al menos dos minutos cada vez y hacerlo de forma ordenada, de tal manera que no nos dejemos ninguna superficie dental sin cepillar.

Si dividimos la boca en cuatro partes, podemos empezar por un lado, hacer toda la parte externa y luego la interna y mover el cepillo tanto si es manual como eléctrico de tal manera que pueda entrar en contacto con todas las superficies. Hay que incidir con mayor hincapié en la cara lingual o interna de los incisivos (dientes anteriores) inferiores y en la cara externa o vestibular de los molares superiores. En estas zonas las glándulas salivales sublinguales y parótidas descargan la producción de saliva y si ésta presenta un ph básico va a tender a calcificarse.
Si alguna pieza no está presente en la boca y queda un espacio entre dientes hay que incidir con el cepillo en todas las caras visibles de los mismos rotándolo hasta que penetre bien en todas las zonas. Si no se realiza de esta manera, tendremos caries con mayor facilidad en las superficies expuestas del diente que no se cepillan.Si están presentes los terceros molares o “muelas del juicio” deberemos cepillarlos, incluso aunque sólo sea visible una parte de ellos y no en su totalidad. Si no lo realizamos de esta manera podemos ocasionar grandes caries en el molar inmediatamente anterior o en la propia muela del juicio, por ello solemos recomendar extraerlas, por la dificultad del cepillado y por su incorrecta posición o porque a veces no llegan a erupcionar completamente.

Por las mañanas, recién levantados es recomendable cepillar los dientes también antes de desayunar. Durante las horas del sueño se produce menor cantidad de saliva, con ello menor autoclisis o autolimpieza, y se acumulan más cantidad de bacterias dañinas.
En pacientes con aumento importante de la acidez bucal ya sea porque presentan reflujo gastroesofágico o trastornos alimentarios como la bulimia (vómitos habituales), está desaconsejado el cepillado inmediato de los dientes, tras cada uno de estos procesos, debido a que el ataque ácido puede estar dañando la superficie del esmalte y con el cepillado vamos a barrer esta capa de prismas del esmalte que han sido degenerados. Ante estas situaciones es mucho mejor un enjuague con productos desensibilizantes que contienen sustancias con ph básico como el bicarbonato sódico y que van a estabilidar el ph bucal. Una vez pasado un tiempo, entonces podemos cepillar los dientes de forma habitual.

En el caso de que el ph ácido de la boca esté aumentado por la ingesta de azúcares en la dieta, es recomendable cepillar los dientes inmediatamente, antes de que las bacterias puedan convertir esa glucosa en ácidos que dañen la superficie del esmalte. Si no ha podido realizarse inmediatamente esperar un tiempo a que se estabilicen los niveles de ph, ayudándolo con algún enjuague bucal (dientes sensibles) o con chicles que contienen Xilitol. Está demostrado que ayuda a prevenir la pérdida de los prismas que forman el esmalte dental.

Las mejores técnicas de cepillado son aquellas en las que se utiliza una presión no excesiva sobre los dientes y cuyos movimientos no son ni exclusivamente horizontales ni verticales, movimientos que ayuden a masajear la encía y que los niveles de presión hacia la misma sean para el barrido en los dientes sin lacerarla.
En la parte superior generaremos más presión de arriba hacia abajo y en la mandíbula o maxilar inferior al contrario, creando un movimiento ligeramente circular con cambios en la presión, dependiendo de la zona a cepillar. En las caras oclusales o triturantes de los dientes podemos ejercer la presión que queramos y el movimiento puede ser de fuera hacia adentro de la boca y al contrario.
Para pacientes con periodontitis la mejor técnica de cepillado es la “técnica de Bass modificada” que consiste en inclinar unos 45 grados el cepillo dental en dirección a la encía y generar un movimiento vibratorio que permita retirar los acúmulos de alimento en el borde de la misma y con barrido final hacia el diente (desde arriba hacia abajo en la zona superior).

¿Cómo debo cepillar mis dientes si soy portador/a de brackets o aparatos de ortodoncia?


Si llevamos aparatos de ortodoncia fijos como los brackets debemos cepillar los dientes con la mayor asiduidad posible, con técnicas muy similares a las del cepillado habitual pero además vamos a introducir el uso de sistemas auxiliares de higiene como los cepillos interdentales, la seda o el superfloss.

Lo más importante en estos casos es saber que se llevan adheridos a los dientes una serie de elementos que retienen mayor cantidad de restos de comida y es esencial eliminarlos. Resulta más dificultoso y requiere más tiempo y técnica, pero generalmente el procedimiento es el mismo.
Evitando el acúmulo de alimento evitaremos la posibilidad de caries en estos dientes.

Se pueden utilizar indistintamente cepillos eléctricos o manuales y vamos a recomendar pastas dentífricas y colutorios con alto contenido en flúor para proteger la superficie dental.
Está desaconsejado el consumo excesivo de azúcares en la dieta debido a la mayor probabilidad de aparición de caries en piezas que presentan elementos retentivos.
Si se trata de aparatos de ortodoncia removibles, éstos han de ser higienizados al extraerlos al menos tres veces al día y conservarlos limpios y sin excesos de humedad cuando no estén colocados en boca.

¿Cómo debo cepillar mis dientes si utilizo prótesis removibles o de quitar y poner?


En casos de pacientes portadores de prótesis removibles es muy importante retirar la prótesis de la boca tres veces al día para cepillar tanto el propio aparato como los dientes por separado.

Debemos incidir con mayor hincapié en los dientes que sujetan el aparato mediante ganchos y otros sistemas de retención. Estos dientes van a tener una mayor tasa de caries por acúmulo de bacterias y por desgaste de la entrada y salida del aparato, así que deben ser tratados con mayor cuidado.

Además del cepillado mecánico de los aparatos, podemos introducirlos en productos desinfectantes de venta en farmacias para eliminar cualquier bacteria que haya podido quedarse adherida en su superficie, una vez por semana o más habitualmente si se desea. En ningún caso el uso de estos desinfectantes evita el uso del cepillado mecánico tres veces al día.

¿Cómo debo cepillar mis dientes si soy portador/a de prótesis fijas con coronas sobre mis dientes o sobre implantes?


El cepillado de estos dientes será el habitual anteriormente explicado, durante dos minutos al menos y tres veces al día. Recomendaremos generalmente pastas de dientes con mayor contenido en flúor en casos de prótesis fijas sobre dientes y colutorios de clorhexidina cada cierto tiempo en pacientes portadores de prótesis fijas sobre implantes.

Si existen zonas de puentes utilizaremos el superfloss que podremos introducir por debajo de los mismos. Recomendamos el uso de la seda dental en aquellos espacios en los que sea posible introducirla al igual que los cepillos interproximales o interdentales.

Antes de cada cepillado normal es aconsejable en el caso de prótesis fijas sobre dientes y obligatorio en el caso de prótesis completas fijas sobre implantes, el uso de un irrigador dental. Se trata de un aparato similar a un cepillo dental eléctrico y cuyo funcionamiento está basado en la expulsión de agua a presión. Nos va a permitir retirar alimentos que hayan podido quedar por debajo de los puentes o piezas falsas sobre la encía.
Cuando tengo un único implante en una posición dental o varios implantes unitarios lo trataré para su higiene como una pieza natural más, llevando a cabo un buen cepillado a su alrededor y masajeando la encía.

En cuanto al uso de la seda dental en estas piezas, debe poder pasarse entre ellas. Notaremos que entra la seda con más profundidad hacia la encía, se hará de forma delicada pero introduciéndola para eliminar esos restos que puedan quedar por debajo de la pieza implantada ya que la superficie de la cabeza del implante es más estrecha que la anchura de la pieza en la mayoría de los casos y se genera un espacio donde es más probable que se acumulen restos de alimento y bacterias.


¿Quieres concertar una cita?

¿Necesitas más información?